Boda en Jardines la Hacienda (El Puig) de Ruben&Zaira

Boda en Jardines la Hacienda (El Puig) de Ruben&Zaira

Cuando Zaira me dijo que se iba a casar y quería que yo fuera su fotógrafo me hizo mucha ilusión porque yo había conocido a Zaira&Rubén desde el inicio de su relación y ahora estar presente en su boda era la guinda de su historia de amor.

Pero no adelantemos acontecimientos porque la boda empieza en casa de los novios. Desde bien prontito ya estabamos los dos equipos en casa de Zaira y Ruben. Mientras hacía fotos del vestido y de todos los complementos que llevaría Zaira en su enlace Carlos (nuestro técnico de video) grababá unos planos geniales para el video de boda. Para los curiosos podeis ver el trailer en nuestro canal de youtube .

Mientras en casa de Ruben se producía “el momento laca” con foto incluida de nuestro compañero Manuel. En casa de Rubén se había reunido su familia pero al salir del patio le esperaban numerosos amigos con una sonora traca anunciando que empezaba un gran día para él.

La boda se celebró en Jardínes la Hacienda . Un lugar espectacular para casarse como boda civil. Desde el primer momento todo el staff del lugar esta muy atento a cada detalle y siempre es un acierto.

Recuerdo que ese día de Agosto hacía mucho calor y mientras esperábamos ansiosos que llegará la novia del brazo de su padre no faltaban los abanicos en la mano de los asistentes. Rubén esperaba ansioso mirando su reloj a que llegara su princesa y cuando la vió llegar el calor pasó a un segundo plano. Estaba radiante al lado de su padre con esa sonrisa que sólo ella tiene.

Mientras los invitados disfrutaban del cocktel nosotros hacíamos un minireportaje en foto y video a los novios postboda en los jardines. Posteriormente se unieron los invitados para realizar las fotografías grupales.

No recordaba una entrada al salón tan animada y con tanta fuerza como la que hicieron. Sonando una de las canciones emblemáticas de los 80 los invitados saltarón de sus asientos y ondearon las servilletas al paso de los novios.

El convite discurrió de una forma amena y divertida con regalitos y sorpresas de los invitados hasta que empezó a escucharse la música de Juego de Tronos representando la salida de la tarta nupcial.

Y llegó uno de los momentos más esperados de la noche, el baile nupcial. Me había chivado un pajarito que los novios habían preparado un coreo muy divertida de salsa y bachata y así fué. Aún con los nervios del momento hicieron disfrutar a todos los presentes. Ya sólo nos quedaba la fiesta posterior para terminar una boda más mágica donde no faltó de nada. Mientras nos despedíamos de la boda dejamos a los novios liderando un meneito con todos los invitados entregados a la causa.

Os dejamos unas fotitos de la postboda que hicimos en el Saler y la Ciudad de las Artes y las Ciencias. No nos queda nada más que desear ¡¡¡Vivan los novios!!!!



Need Help? Chat with us